Cuando vemos la moda, en la palma de nuestra mano.

Hoy en día, las más importantes marcas de moda, han sufrido un giro radical gracias a las redes sociales: a través de ellas, quizá la más visual siga siendo Instagram, podemos ver desde nuestro dispositivo móvil, cómo va vestida nuestra it-girl favorita, que además se encuentra en la otra parte del mundo.

Y todo ello se resume en una palabra: lifestyle.

Y qué es? Significa “estilo de vida”: personas que muestran sus actitudes, forma de vida, opiniones e intereses.

Esas mismas personas, mejor dicho, algunas de ellas, se convierten en iconos de las redes sociales, para quienes las marcas, son unos sponsors, es un trabajo y para quienes muchos, son unos iconos de moda y de un determinado estilo de vida. Los llamados, influencers.

Pero, ¿Cómo surgió este concepto?

Alfred Adler, médico austríaco y fundador de una escuela de psicología individual, fue el encargado de popularizar el término “lifestyle”: señaló que cada individuo, tiene su propio estilo de vida, que es único e irrepetible, siendo el sello incomparable que define a esa persona.

Hoy en día, se traduce en mostrar comportamientos, hábitos de consumo y relaciones sociales y personales. En dos palabras, es una ventana al mundo, sea donde sea que nos encontremos.

La moda pues, a través de estos canales,  encuentran unas vías de colaboración con los influencers, puesto que en Instagram, que es la red más visual para compartir los estilos de vida, todo son imágenes y son cuidadas hasta el mínimo detalle. Sin obviar, que las principales it-girls, mueven millones de personas.

Existen muchísimas temáticas aparte de moda, que se englobaría dentro de Lifestyle: viajes, gastronomía,  motor, deportes, aficiones, belleza, fitness, etc.

Gracias.

Sandra Adrubau